Twitter y el jefe infiltrado: el caso de Domino´s pizza

Anoche me encontré por casualidad en La Sexta con la versión española de Undercover boss, reality show americano. En nuestro país se le ha llamado El jefe infiltrado y en su estreno la empresa mostrada ha sido Domino´s pizza.

Sin conocer en profundidad cuál es la negociación inicial entre la productora de TV y la marca, presupongo que la empresa acepta mostrar algunos trapos sucios a cambio de 30 minutos de publicidad. En la versión americana estos “trapos sucios” son limpiados con mano dura por el CEO de turno y al final la imagen de la empresa sale siempre fortalecida. Sin embargo en nuestra versión patria y concretamente con Domino´s pizza el efecto ha sido el contrario.

Siempre que me encuentro con una, hablemos claro, cagada como la de anoche, me pregunto cómo es posible que un grupo de directivos haya aprobado la versión final del montaje. Porque digo yo que harán un visionado antes de dar el visto bueno para la emisión. Las metidas de pata corporativas no dejaban de sucederse. Una tras otra y además con la que está cayendo en nuestro país. Mientras veía el programa no dejaba de escuchar frases que sabía que iban a ser carnaza para Twitter. Por si fuera poco la misma empresa nos invita a iniciar una conversación con los hashtag #eljefedominos y #eljefeinfiltrado

A continuación enumero algunas escenas del programa que desde mi punto de vista han sido muy contraproducentes para la marca. También incluyo algunos comentarios relacionados en Twitter.

1. El tema de los chavales y las motos. Viendo a los dos chavales estaba claro que no habían sido contratados ni por sus artes culinarias ni por su don de gentes. El que hizo estos dos fichajes sabía lo que contrataba y porqué lo hacía. Para repartir el mayor volumen de pizzas necesitas gente que literalmente se juegue la vida encima de la moto. Cuando el jefe les echa la bronca por su manera de conducir, los chavales le replican que sus superiores les exigen por contrato un número X de entregas por hora. De lo contrario se van a la calle. Los comentarios en Twitter acerca de esta jugada no se hicieron de esperar.

A los comentarios también se añade uno de los dos motoristas:

 2. El empleado desmotivado. Esta fue una de las cosas que más me sorprendieron del programa. Un responsable de personal no entiende que un tío que lleva 3 años disfrazándose de peluche y repartiendo flyers por la calle esté desmotivado. Por si fuera poco el jefe también se disfraza y demuestra una gran predisposición dejando casi en ridículo al pobre chaval. Me pregunto cuántos días seguidos mantendría esa gran motivación trabajando solo y sin cámaras delante.

3. El empleado que tiene que pedir comida a Cáritas. Pues sí, flaco favor le hace a la marca mostrar que uno de tus empleados no llega a fin de mes y tiene que recurrir a pedir comida en Cáritas. Por si fuera poco el tío demuestra que es un auténtico crack y conoce mejor el funcionamiento de la empresa que el propio jefe. Sin embargo lleva años estancado en un sueldo no acorde con su responsabilidad y desempeño en la tienda.

4. La encargada que no sabe liderar. En un momento del programa el jefe le recrimina su falta de liderazgo a una encargada que no consigue convencer a sus pizzeros para que hagan horas extra.

5.Problemas con el inglés. Queda patente que una de las trabajadoras no se desenvuelve bien con el inglés y después de una escena vergonzosa el jefe le regala un curso de inglés en un acto de redención. Quizá podrían haber escogido otro verbo más adecuado.

6.Comentarios hacia el jefe y Domino´s Pizza en general. Los comentarios negativos hacia el protagonista del programa se llevaron  la palma. También hay menciones tanto a la cuenta de Twitter española @DominosPizza_ES como a la general @dominos

7. Competencia beneficiada. A raíz del incendio en Domino´s Pizza, comenzaron a sucederse comentarios positivos hacia su principal competidor Telepizza.

Esto es una pequeña muestra de la cantidad de comentarios en Twitter durante y después del programa. Me imagino hoy al pobre CM de @DominosPizza_ES tratando de apagar fuegos.

Y para acabar una pequeña reflexión

Creo que cuando vemos un programa de televisión en compañía tendemos a criticarlo y analizarlo mucho más que si lo viéramos sólo. Al menos eso es lo que me sucede cuando me junto con mis amigos para ver una película o un partido de fútbol. No es lo mismo cantar los goles solo que acompañado. Del mismo modo que en compañía aumentan nuestras emociones también lo hace nuestra capacidad de crítica y sentido de la ironía. Twitter es un espacio que nos permite reunirnos y ver juntos un mismo programa para destriparlo. Las marcas deben estudiar muy bien su estrategia antes de decidir entrar en este juego, de lo contrario pueden acabar perdiendo por goleada. Algunas empresas están entrando en el mundo 2.0 como elefantes en una cacharrería.

Este post ha sido leído 10955 veces

Comentarios

  1. dice

    Hola Isidro, estupenda forma de tratar el programa, la verdad es que a mi me pareció muy decepcionante, muy sesgado, manipulado y amañado como formato publicitario para la empresa en cuestión. Coincido en el análisis de los tweets y el tuyo propio.

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Muchas gracias por compartirlo Ramgon. Me pregunto cuánto de formato publicitario hay realmente en estas acciones para que acaben con tan mal resultado. Un saludo!

  2. dice

    Buenas tardes Isidro, yo no vi el programa y es el primer post que leo al respecto. Después de tu análisis y de los tweets mostrados lo doy por visto y comparto tu opinión, si vas a montar algo de este tipo para dar una “buena” imagen de tu empresa, que menos que controlar lo que se va a emitir y de que manera lo van a hacer. Gracias y un saludo.

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Pues sí, aunque quizá somos demasiado inocentes y la productora se guarda la decisión sobre el material y montaje final. Supongo que también depende de la cantidad de contraprestación que haya por parte de la empresa hacia la productora. Lo cierto es que desconozco este tema y tampoco puedo opinar demasiado. Un saludo

  3. rafa dice

    hola, soy Rafa, el “desmotivao“ , me gustaría comentar un par de cosas.

    Para empezar que en mi caso personal, estoy decepcionado, no hace falta fijarse mucho para darse cuenta de que no tengo ni un solo dialogo, son todo trozos de frases pegados para que salga lo que a salido.. Algo que se parece a un dialogo es cuando me preguntan si me gusta el puto disfraz, a lo que digo que no, y ya soy un desmotivado… La decepción es con el equipo de edicion de la sexta, o con el mendas que decidió dejarme como un desmotivao.

    No salgo haciendo mi trabajo , ni en reparto ni en cocina, por lo tanto su reflexión no vale para nada. El salir con la ficha de dominos no es lo que suelo hacer todos los dias.

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Hola Rafa! Gracias por dar tu opinión precisamente en este post.

      Está claro que el disfraz no debe ser tu función diaria, pero para bien o para mal fue lo que mostró La Sexta. La tesis de esta reflexión se basa precisamente en eso, en cómo es posible que se acepte un montaje final tan claramente contraproducente tanto para la propia marca como para sus trabajadores. Gracias otra vez y un saludo.

  4. Edu dice

    Hoy he pasado por delante de un Domino’s que hay cerca de casa (Eixample, Barcelona) y tengo que decir que estaba más lleno que nunca. Buen post, saludos!

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Gracias por tu aportación de primera mano Edu. Está claro que tanto impacto en TV a lo largo de la semana tenía que repercutir en un aumento de las visitas a sus locales. La calidad del producto en ningún caso se vió comprometida … sino más bien la imagen corporativa.

      Un saludo!

  5. dice

    Hola Isidro. Comparto todo lo que has escrito pero, leo que en los comentarios mucha gente afirma que Telepizza es la nº1 que es mejor…

    Yo he sido auxiliar de telepizza. 200 euros por un mes de trabajo (160 horas), me cobraron el uniforme, a los de las motos no les proporcionan moto, usan las suyas propias y no les pagan las averías que puedan sufrir,, ni las multas que les pongan mientras trabajan. Lo de los tiempos y número de repartos por hora es más exigente aún que en Domino’s…

    ¿En serio pensáis que Telepizza es mejor que Domino’s?, ¿Por qué?, ¿Por que es española? En ninguna empresa española explotan tanto como en Telepizza y si no calculad lo que pagan por hora.

    Isidro si es necesario tengo copia del contrato y pruebas de todo.

    Un abrazo.

  6. anonimo dice

    hola se que hace mucho de su post , y he de decir como empleado del dominos pizza que el programa es una farsa .

    Tienes que tener una media mensual de 4 pedidos en 1 h por ello si haces menos te cae la charla y eso es presión por mucho que digan que se corre en la tienda y no en la carretera .

    No tienen en cuenta el factor cliente para nada en sentido de : lo que tarda en abrir , si esta en casa , si te pone pegas…

    El contrato es otra son por horas anuales o sea hora trabajada. Ej mes que no trabajas mes que no cobras , o sea se no tienes sueldo fijo . El sueldo por hora con incentivos es a 4.87€ la h .

    El pizzero cobra lo mismo que el repartidor en horas cuando evidentemente un pizzero por no repartir tendria que cobrar más aun la hora por tratar de igualarlo todo.

    Al tener el contrato a disposición de la empresa si tu entras por ejemplo a las 8 de la tarde y no hay trabajo te dicen entra a y media quitandote media hora sin decirte nada y habiendo acudido al puesto de trabajo podrias estar en tu casa perfectamente ese tiempo

    por lo demas sientes la presión de que tus compañeros sean mas rapidos que tu y te pidan correr mas a cambio de horas y eso no es asi porque puede ocasionarte un accidente por culpa de la presión

    • Empleado dominos dice

      Llevo dos años trabajando en un Dominos. Pagan a 3’98 la hora y a 1 la dirección con moto propia. En el 2002 por sólo repartir(ahora reparto, hago pizzas, cogo llamadas y atiendo sala) en otra pizzeria cobraba 5 la hora y1,5 la dirección lo normal en aquellos tiempos. El método para saber las horas y los pedidos que haces(lo que cobras) es apuntarlo en una hoja cada vez que sales del turno, por la noche el encargado que sea mete los datos al ordenador.Si se despista y no los mete, no cobras ese día. Si le caes mal y no los mete, no cobras. El mes que no me falta es el que no lo compruebo. Los jefes de zona quieren productividad y ahorrándose el sueldo de los empleados se consigue. Se cobra poco y no es seguro si te despistas te pueden quitar las horas de un día, los pedidos de otro y así con miles de empleados y miles de tiendas. Buen sistema

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *